miércoles, 17 de agosto de 2016

Léon Valade - Rêve d'été




RÊVE D’ÉTÉ                                                                               SUEÑO DE VERANO 
Del libro "À mi-côte" 

Je voudrais me plonger dans la source féconde                  Quisiera sumergirme en el fecundo manantial 
Où l’herbe au sable fin mêle ses verts réseaux,                   donde la verde retícula de hierba se mezcla con la fina arena, 
Et reposer auprès de la Naïade blonde                                 y descansar junto a la rubia náyade 
Qui s’épanouit là comme une fleur des eaux.                      que allí se estira como un nenúfar.   

Moi-même j’épandrais de son urne profonde                     Yo mismo extendería, sacándolo de su urna profunda, 
La nappe bleue et claire où tremblent les roseaux;            el mantel azul y transparente sobre el que tiemblan las cañas;   
Et parfois je ferais envoler des oiseaux,                                y, en ocasiones, espantaría a los pájaros 
Pour voir le reflet noir de leurs ailes sur l’onde.                 para contemplar el oscuro reflejo de sus alas sobre las ondas. 

Ou, tandis que l’eau vive, égarée au travers                         O, mientras el agua brava, extraviándose entre 
Des grands arbres, ferait flotter les graines mûres,           los grandes árboles, arrastraba las semillas maduras, 
Je dirais, amoureux de leurs sentiers couverts,                  cantaría, enamorado de sus caminos cubiertos, 

La fraîcheur de l’Été sous les sombres ramures:                a la frescura del verano bajo los sombríos ramajes. 
Et la source ferait, de ses plus doux murmures,                 Y el manantial compondría con sus más dulces murmullos 
Un accompagnement mélodique à mes vers.                      un acompañamiento melódico para mis versos.
 

Otro de los rimadores a considerar del "pico de la mesa" es Léon Valade. En este soneto de fluida y agradable musicalidad se vislumbra un espíritu sensible y jovial; no en vano, la mayoría de las obras que integran el recueil "À mi-côte" están -nunca mejor dicho- "a mitad de camino" entre la perfección y la sencillez. ¿Fue Valade un modesto trovador de la idílica campiña y la floresta primaveral, un ser atávico y galante al que el parnasianismo sólo rozó de pasada? Es una pregunta para la que aún carezco de respuesta, pero lo cierto es que las rimas de esta entrada encabezaron su aportación al primer volumen de "Le Parnasse contemporain" de 1866.  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada