miércoles, 10 de agosto de 2016

Paul Verlaine - Mandoline



MANDOLINE                                             MANDOLINA

Del libro "Fêtes galantes"



Les donneurs de sérénades                     Los ejecutantes de serenatas

Et les belles écouteuses                            y las hermosas oyentes 

Échangent des propos fades                    intercambian insulsas frases

Sous les ramures chanteuses.                  bajo las ramas cantarinas.



C'est Tircis et c'est Aminte,                      Ésta es Tircis y ésta es Aminta

Et c'est l'éternel Clitandre,                       y éste es el eterno Clitandro;

Et c'est Damis qui pour mainte               y éste es Damis, quien para mayor

Cruelle fait maint vers tendre.                crueldad, compone muchos tiernos versos. 


Leurs courtes vestes de soie,                   Sus cortas chaquetas de seda, 

Leurs longues robes à queues,                sus largos vestidos de cola,

Leur élégance, leur joie                            su elegancia, su alegría

Et leurs molles ombres bleues,               y sus suaves sombras azules,


Tourbillonnent dans l'extase                   danzan en torbellino bajo el éxtasis

D'une lune rose et grise,                           de una luna rosa y gris, 

Et la mandoline jase                                  y la mandolina parlotea

Parmi les frissons de brise.                      entre los estremecimientos de la brisa.


Claude Debussy, cómo no, también puso música a esta fantasía galante y rococó basada en la Commedia Dell'arte, que "no pesa ni posa": la versión para barítono más famosa es la de Dietrich Fischer-Dieskau, pero no he podido hallarla en la red. En su lugar, enlazaré la versión orquestal de otra gran voz masculina, Gerard Souzay; y la versión arpística de una coqueta voz femenina, llena de expresividad, Diana Damrau.

Pero no fue el único, recientemente Philippe Jaroussky interpretó la escasamente conocida versión de Gabriel Dupont, de inspiración española: un tópico puro y duro, ¡pero tan bello! 

Hay también un acompañamiento de Gabriel Fauré, éste algo más etéreo y frío, casi académico.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada